Comunicado Organización Nacional de Trasplante de Venezuela ONTV

Comunicado Organización Nacional de Trasplante de Venezuela ONTV

Comunicado Público 
ante las grave crisis del Sistema de Donación y Trasplante de órganos, el Programa de Diálisis y 
el Sistema Nacional de Salud en Venezuela

La Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV), ante la grave crisis del sector salud venezolano, considerando que:

  • Durante el período 2001- julio 2014 la ONTV ejecutó exitosamente por delegación del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) el Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (SPOT), llevando los índices de donación y trasplante a cifras record en el país, como lo indican las tasas por millón de habitantes respectivas.
  • Una vez finalizada la gestión del SPOT por la ONTV a mediados de 2014, se fracturó gravemente el esfuerzo mancomunado de la comunidad de profesionales del área, las autoridades gubernamentales y la sociedad civil organizada, dándose inicio al declive indetenible de la actividad de donación y trasplante en el país, hasta llegar a su paralización.
  • A pesar de los esfuerzos recientes para revertir la situación, actualmente situaciones convergentes atentan directamente contra la realización segura y adecuada del proceso de trasplante. Entre ellas mencionaremos:
    • El gran deterioro de la infraestructura de los hospitales sede de los Centros de Trasplante.
    • La deficiencia en la disponibilidad de todo tipo de medicamentos, incluidos los indispensables inmunosupresores cuyas interrupciones, ausencias y cambios no consultados a los médicos tratantes, se han agudizado, colocando en peligro la sobrevida del injerto y en algunos casos la vida de los pacientes.
    • La no disponibilidad de tratamiento inmunosupresor de inducción indispensable al momento de realizar el trasplante para evitar el rechazo del injerto.
    • El reportado desabastecimiento de los reactivos para medir niveles de tacrolimus dificultando el apropiado control de los pacientes en su evolución post trasplante.
    • El grave déficit de talento humano especializado en el área, provocado por la emigración de profesionales venezolanos.
  • Las diferentes y complejas situaciones descritas, llevó a las autoridades de FUNDAVENE, como instancia técnica responsable de la política pública en el área de Donación y Trasplante a suspender “oficialmente” la actividad de trasplante de cadáver, situación que de hecho ya venía ocurriendo.
  • Paralelamente la Diálisis, que es el otro tratamiento sustitutivo de la función renal, en éste momento atraviesa una muy severa crisis en sus dos modalidades, habiéndose reportado el agotamiento de los suministros para diálisis peritoneal y déficit de algunos suministros y cupos para la hemodiálisis.
  • El impacto de estas gravísimas situaciones en los pacientes que requieren trasplante y diálisis, así como en su familia, genera los más terribles sentimientos de desesperanza, angustia e incertidumbre. Además pueden producir complicaciones médicas a su salud, que afectan de manera significativa su calidad de vida y ponen en riesgo sus vidas.

Con base en lo mencionado se evidencia la falta de cumplimiento del derecho fundamental a la salud como parte del derecho a la vida, establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 83.

Por todas estas razones, manifestamos nuestro apoyo a las Sociedades Científicas de diferentes especialidades médicas, las cuales han sentado posición en relación a la actual crisis de todo el Sistema nacional de salud y especialmente con la  Sociedad Venezolana de Nefrología por compartir sus planteamientos.

Nos hacemos solidarios activamente con todas las personas en lista de espera para trasplante, trasplantadas y las que requieren el tratamiento de diálisis, en nuestro país. Por lo que en su nombre, exigimos el cumplimiento del derecho humano básico a la salud y el cese de esta situación injusta, que resulta inaceptable por colocar en riesgo sus vidas.

Exhortamos al Ejecutivo Nacional a:

Atender de forma urgente e inmediata el llamado de su órgano técnico FUNDAVENE, a fin de diseñar un plan especial de emergencia para la restitución y fortalecimiento del proceso de trasplante. Este plan debe incluir la definición precisa de responsables, acciones a desarrollar, tiempos definidos, indicadores de evaluación y asignación de un presupuesto especial para cubrir de forma prioritaria las necesidades y requerimientos del área de donación y trasplante a fin de restablecer la normalidad y el crecimiento de la actividad, en beneficio de las miles de personas que esperan por un trasplante.

Ordenar de forma inmediata las acciones y recursos económicos que permitan normalizar y garantizar la adecuada atención de los pacientes en hemodiálisis y diálisis peritoneal de todo nuestro país.

Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV)

Grave crisis de la nefrología venezolana

Grave crisis de la nefrología venezolana

COMUNICADO DE LA SOCIEDAD LATINOAMERICANA DE NEFROLOGÍA E HIPERTENSIÓN ANTE LA GRAVE CRISIS DE LA NEFROLOGÍA VENEZOLANA

La crisis económica y de salud de Venezuela ha alcanzado niveles intolerables. Los comunicados oficiales de la Sociedad Venezolana de Nefrología1 y la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela2, así como un artículo recientemente publicado en el Lancet3, nos hacen ver claramente la caótica situación de la población general, los pacientes renales y los nefrólogos en ese querido país.

En los últimos años se ha informado un notable deterioro de la economía y la salud venezolanas, pero en meses recientes se ha reportado una profunda carencia de recursos diagnósticos y terapéuticos para atender pacientes renales en toda su expresión, desde etapas tempranas de la enfermedad, hasta pacientes en diálisis peritoneal, hemodiálisis y trasplante renal. La falta de recursos ha llevado al cierre definitivo de los ingresos de pacientes en programas de diálisis y de los programas nacionales de trasplante de cadáver; más aún, hay graves limitaciones para proveer los materiales, equipos, medicamentos y cirugías necesarias a los pacientes que ya se encuentran en diálisis o con trasplante renal, condenándolos a sufrir los peores resultados.

La Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión se solidariza con el pueblo venezolano, con los pacientes con enfermedad renal y con la Sociedad Venezolana de Nefrología y la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela, y exhorta al Ejecutivo Nacional de Venezuela a cumplir con el derecho inalienable a la salud del pueblo venezolano, y a recuperar, mantener e incentivar los programas de salud renal, diálisis y trasplante, que garanticen la vida y el bienestar de sus pacientes.
Ofrecemos nuestra experiencia y conocimiento científico que se solicite para contribuir a superar la grave e injusta situación por la que atraviesa Venezuela.

Ciudad de Panamá, Panamá, a 05 de junio de 2017.

Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión, A. C.

1. Comunicado Oficial a la Opinión Pública. Sociedad Venezolana de Nefrología, 29 de mayo de 2017.
2. Comunicado Público Ante la Grave Crisis del Sistema de Donación y Trasplante de Órganos, el Programa de Diálisis y
el Sistema Nacional de Salud en Venezuela. Organización Nacional de Trasplante de Venezuela, 31 de mayo de 2017.
3. Fraser B. Data reveal state of Venezuelan health system. Lancet 2017; 389: 2095.

Medios publican denuncia sobre la situación crisis de Pacientes Renales Crónicos de Venezuela.

Solidaridad con Venezuela

Solidaridad con Venezuela

Sociedad Venezolana de Nefrología – Comunicado

Sociedad Venezolana de Nefrología – Comunicado

SOCIEDAD VENEZOLANA DE NEFROLOGIA
COMUNICADO OFICIAL A LA OPINIÓN PÚBLICA

La Sociedad Venezolana de Nefrología, desde su conformación ha dirigido sus esfuerzos, como sociedad científica, a difundir desde nuestra sociedad, altos estándares en la promoción, formación y adiestramiento de los Médicos Nefrólogos Venezolanos, así mismo ha participado en el trabajo mancomunado con otras sociedades científicas nacionales e internacionales, para impartir conocimientos que promuevan al fomento de la salud renal de los venezolanos.

Considerando que en los últimos años, hemos resentido, el deterioro progresivo, de las instituciones de salud, con una merma constante de recursos materiales medico quirúrgicos, así como la disminución en el numero de médicos en nuestra especialidad, debido a la fuga del recurso humano, y a la disminución de concursantes, en nuestras universidades que se forman en esta especialidad, que arropa, pacientes que padecen situaciones complejas de salud, con altos costos en la necesidad de recursos de salud, como es la enfermedad renal, en sus distintas expresiones, y terapias sustitutivas, como la hemodiálisis, la diálisis peritoneal y el trasplante renal.

Hemos documentado en estos últimos tres meses, la profunda carencia de recursos para atender pacientes en las unidades de diálisis, la absoluta inexistencia de materiales para los programas de diálisis peritoneal, que imperiosamente han evolucionado al cierre definitivo de ingresos de pacientes a esta modalidad, y mas grave aun hemos recibido la decisión de los entes responsables de cerrar los programas de procura de órganos a nivel nacional y por lo tanto los programas nacionales de trasplante de cadáver, condenando a los pacientes en lista de espera por un órgano para trasplante. Mas grave aun, se han puesto en peligro los pacientes que ya se encuentran trasplantados , debido a la escasez continua, y cada vez mas menguada , de medicamentos inmunosupresores para evitar el rechazo de los órganos trasplantados, y aumentando el riesgo de muerte de nuestros pacientes.

Considerando la situación critica en otras áreas del acontecer nacional como la alimentación, seguridad, escasez generalizada de medicamentos y materiales quirúrgicos que vive la población venezolana, con una tendencia exponencial negativa en detrimento de la calidad de vida, donde el Gobierno Nacional hasta ahora ha sido incapaz de reconocer y honrar el mandamiento máximo dispuesto en nuestra Carta Magna de proveer salud, alimentación y dotación de medicamentos a la población, ocasionando en consecuencia que nuestros pacientes con Enfermedad Renal Crónica por diversas causas (Diabetes, Hipertensión, Enfermedades inmunológicas entre otras), los pacientes en Diálisis (peritoneal y hemodiálisis) y los pacientes trasplantados actualmente recienten los embates de esta crisis con un aumento en las tasas de morbimortalidad por procesos infecciosos y cardiovasculares. Los pacientes con Nefropatía Diabética e Hipertensivas si no mantienen controles adecuados de glicemia y de tensión arterial progresaran inexorablemente a

terapias sustitutivas. Los pacientes en Diálisis con mayor tasa de hospitalizaciones por procesos infecciosos y endocarditis bacterianas que merman considerablemente su calidad de vida, lo que ha desencadenado en la muerte tanto de niños y adultos. Los pacientes trasplantados con irregularidad en la obtención y cumplimiento de sus esquemas de terapia inmunosupresora, con la consecuente pérdida del órgano trasplantado. La suspensión de todos los procesos asociados a la procura y trasplante de órganos de donante cadáver a nivel nacional. Lo anteriormente expuesto aunado a la dificultad de obtención de alimentos hace trágica la vida de nuestros pacientes renales.

Los nefrólogos venezolanos en todo el territorio nacional hacen un esfuerzo titánico de paliar sin recursos adecuados, esta situación que se encuentra en niveles críticos.

Por lo antes expuesto la Sociedad Venezolana de Nefrología, exhorta a las autoridades sanitarias, al ministerio publico, a la defensoría del pueblo y al presidente Nicolás Maduro, junto su tren Ministerial a fin de:

1. A cumplir con la Constitución Nacional, que consagra en el Artículo 83 el derecho a la salud, como un derecho fundamental, y declara la responsabilidad del estado de garantizarla.

2. A ordenar la apertura inmediata del canal humanitario, para paliar la dramática situación sanitaria en la que está inmersa nuestra nación.

3.- Declarar Emergencia del Sistema Nacional de Salud que permita la dotación oportuna de los recursos necesarios para brindar una adecuada atención medica en los centros dispensadores de salud públicos y privados.

4.- Recuperar y mantener los programas de salud renal, diálisis y trasplante, que garanticen la vida a los enfermos por patología renal.

5.- Restablecer el orden constitucional y el reconocimiento de los poderes públicos electos por voluntad popular, propios de Gobiernos Democráticos.

La Sociedad Venezolana de Nefrología, ofrece su conocimiento científico y técnico para aportar el asesoramiento que sea necesario a fin colaborar responsablemente a superar la grave situación que atraviesa el sector salud en Venezuela.

Caracas, lunes 29 de mayo de 2017
Junta Directiva
Sociedad Venezolana de Nefrología

Pacientes Renales en Venezuela

Pacientes Renales en Venezuela

Asociación Centroamericana y del Caribe de Nefrología
deplora situación de salud pacientes Renales en Venezuela

La Asociación Centroamericana y del Caribe de Nefrología (ACECANH) se solidaridariza con las declaraciones de la Sociedad Venezolana de Nefrología en la que denuncia a la comunidad internacional el deterioro progresivo de la salud de los pacientes con Enfermedad Renal Crónica en particular y del pueblo Venezolano en lo general.

Consideramos inhumanas, trágica y desastrosa la situación que padecen los pacientes renales en Venezuela al no tener acceso a los programas de diálisis y Trasplante Renal según denuncia la Sociedad Venezolana de Nefrología.

El Gobierno Venezolano viola el derecho a la salud de los pacientes renales al hacer cerrar los programas de diálisis peritoneal y Trasplante Renal. Atenta contra la vida de los pacientes que reciben Hemodíalisis al no proveer los insumos necesarios para dichos procedimientos.

El deterioro de las instalaciones de salud y de los servicios nefrológicos en Venezuela han alcanzado niveles de precariedad extrema.

La esperanza de vida de los pacientes renales en Hemodialisis se ve apagada ante la “profunda carencia de recursos para atender los pacientes en las unidades de Hemodialisis”.

El gobierno Venezolano atenta contra la vida de los pacientes en falla renal en Venezuela ya que se ha cerrado la entrada de nuevos ingresos a los programas de Diálisis peritoneal ante la “ absoluta inexistencia de materiales para los programas de Diálisis peritoneal”.

Los programas de Procura de órganos y Trasplante Renal cadavérico han cerrado. Los pacientes trasplantados están a riesgo de morir ante “la escasez continua de los medicamentos inmunosupresores que evitan el rechazo de órganos”.

La falta de medicamentos para controlar la Diabetes y la Hipertensión Arterial hacen que más pacientes requieran de programas de diálisis, los cuales no pueden ser atendidos por las limitaciones y carencias que tiene dicho país, por lo que estarían condenados a morir.

Hacemos un llamado al Gobierno Venezolano y a su presidente Nicolás Maduro para que garantice el derecho a la salud de los pacientes que padecen de Enfermedad Renal Crónica.

Hacemos responsable al gobierno Venezolano por las muertes de los pacientes que necesitando de terapias de sustitución renal no puedan recibir dichos tratamientos.